Es tiempo de moras silvestres

Las moras silvestres o también conocidas como zarzamora o frambuesa negra se trata de un fruto que crece en arbustos de la familia de las rosáceas pudiéndolos encontrar en multitud de zonas, como márgenes de caminos, claros del bosque o torrenteras en donde encuentran la suficiente humedad para crecer y ofrecernos sus fantásticos frutos durante los meses de verano y otoño.

mermelada moras silvestres   (2)

Entre sus principales propiedades nutricionales destaca por ser un fruto de bajo valor calórico siendo ricos en vitamina C, fibras, potasio, hierro, calcio, taninos y ácidos orgánicos, aunque si algo los hace especiales son sus pigmentos naturales llamados antocianos y carotenoides que poseen una acción antioxidante, siendo los responsables de que nuestras manos queden impregnadas de estos durante su recolección.

Su recolección se realiza durante los meses de agosto y septiembre, en donde tendremos que fijarnos a la hora de recolectarnos que el fruto se encuentre con un color brillante e intenso así como que su tacto sea firme y seco. Una vez recolectadas deberemos consumirlas lo antes posible dado que son frutos que tienden a deteriorarse en pocos días.

Entre los usos culinarios y recetas que podremos obtener de estos fantásticos frutos silvestres destacan en su utilización en el acompañamiento en yogures así como en la elaboración de pastelería, helados, gelatinas, licores, mermeladas, zumos, vinos, confituras, etc.

Receta mermelada de moras

Para la elaboración de la mermelada de moras necesitaremos los siguientes ingredientes:

Un kilo de morasmermelada moras silvestres   (1)

Medio kilo de azúcar
Medio limón
Dos clavos de especia
Una rama de canela

Comenzaremos limpiando las moras con abundante agua, seguidamente las colocaremos en un escurridor y las pasaremos a una olla junto al azúcar, el zumo de medio limón, los clavos y la rama de canela.
Empezaremos a calentar la olla siempre a fuego bajo y sin tapar dejando que burbujee la mezcla durante unos 45 minutos al mismo tiempo iremos aplastando las moras para ir consiguiendo nuestra mermelada. Tendremos que tener la precaución de no dejarlas cocer más de la cuenta dado que sino se solidificaría la mezcla convirtiéndose en un caramelo.

Finalmente retiraremos la canela en rama y ya podremos gozar con nuestra mermelada casera de moras silvestres.